viernes, 10 de diciembre de 2010

Presentación de la Revista Literaria de alcance internacional "Delirium Tremens" número 2



Ya salió la Revista Literaria de alcance internacional "Delirium Tremens" (ISSN 2219-391X) número 2, y se presentará el sábado 11 de diciembre de 2010 a las 6:30pm
en La Casa de la Literatura Peruana
Antigua Estación de Desamparados
Jr. Ancash 207, Centro Histórico de Lima
Teléfono: 426 2573.

Presentan:
Raúl Jurado
Roy Dávatoc
Raúl Heraud

Recital a cargo de los colaboradores de la revista.

Puede descargar un ejemplar de la revista desde el siguiente link:
http://www.mediafire.com/?bb4d3738x3a3e2d

Web: http://revistadeliriumtremens.blogspot.com/

sábado, 6 de noviembre de 2010

Todos los trágicos desiertos (Ediciones Letra en llamas, 2010)


Todos los trágicos desiertos (Ediciones Letra en llamas, 2010)
de Miguel Ildefonso (Lima - Perú, 1970)

Hay en Todos los trágicos desiertos un desmoronamiento del hombre que vuelca su alma a la ciudad en escombros. El poeta enhebra su canto alrededor de ratas y ladridos, oscuridad de mitos y belleza marginal, se comunica en sugerencias, en mística de víboras y balas perdidas. Es su voz un enfrentamiento con su condición aún por configurarse en identidad, es el ser que vive el exilio del desierto intentando una especie de purificación descuartizadora, un devenir hacia lo funesto mientras se intenta aprehender la magia de lo perenne y lo absoluto entre la frustración de estar herido por la espalda como Billy The Kid o ir al encuentro de la piel y su fugacidad, para prontamente lapidarla en el recuerdo, en la nostalgia, en la desnudez de las palabras que exhuman cadáveres y sombras. Es por eso que el discurso en este poemario se esfuerza por lograr una identificación partiendo del otro. Primero desde una descripción que prefigura el dolor y la barbarie, para luego tomar todo eso y hacerlo nuestro hasta desvanecernos allí y ser uno. El espacio y las fronteras del mismo son piezas claves para marcar la metáfora de la tragedia y la amputación de lo deseado. La vida del migrante no solo es la obligada travesía hacia una incertidumbre con olor a pólvora y sangre, es la materialización de la condición humana sitiada por la modernidad y su incoherencia entre lo estéril, lo vacuo que van cobrando relevancia y ánimo a lo largo del libro para luego dejarse vencer por el abatimiento que madurará en abandono, soledad, muerte y olvido. (Paolo Astorga)




consuelo / sin suelo


huir en los bagazos/ herido por la espalda/ al desierto va por lana/ mojado va por su chiquilla mojada/ herido en los tuétanos vacíos/ parido en una red eléctrica/ por zanjas en llamas/ remangándose el corazón/ estrellas mojarrines/ va diciendo/ encaramándose/ va jalando por el viento/ retostándose con cactus/ la tatema que lo raya como serpiente hambrienta/ vinites por lana/ saldrás por la tiznada/ posticites como el mismo desierto celador/ una chucha o cuchillo en tu espalda/ el desmerequetengue del desierto/ es cierto/ entonces son estos muertos que bailan la tandaraleola del sol funerario/ es el amor sin permiso/ un pobre huacho del cielo a quien le cae la calaca/ mi chiquilla no me cures/ el amor es como la lepra/ dijo el desierto/ tengo quirme mi vida/ otro desierto me espera sin gringuía/ huido del sol/ pero otro sol apelmazado en sus puntadas lo llama/ una luna todoparidora desaparrada que cuida de estas almas tatemadas/ encenizados países del sur/ de la chingada/ se va por las tolvaderas escenificadas en el espectáculo nimbado de la frontera




EL VAHO TIBIO QUE EXHALA EL CUERPO ENAMORADO POSEE LA CORRIENTE DE AQUELLA SANGRE QUE POSEE OTRO CUERPO ENAMORADO


vivía en Yandehl a eso de las 10 y 15 de la mañana - escribía un poema encerrado en un cuarto - en el segundo piso tenía una ventana por donde veía Juárez - las colonias a las afueras del mundo - pero decía que escribía un poema - un poema que caminaba por Randolph hacia la avenida Oregon - recolectando latas vacías alacranes secos - esos días pasaron por la ventana rota - el olvido era un dios muerto dibujado en la cara triste de la frontera - allí solo pasaban carros de más de quince mil dólares - arrugados carros como los bostezos - cada amanecer sin embargo era otro silencio - algo tenían aquellas casas desparramadas en el desierto - algo como la voluntad de no estar allí por mucho tiempo - tomaba un poco de agua algo así como una ilusión se resistía a morir - y venía cuando quería callada como un sueño - tan delicada que a veces una molécula suya se partía en dos cuando la deseaba - entonces respiraba hondo las hojas el viento el sol - lo que no veía un 25-02-01



Upson st.



yo veía el mismo horizonte todos los días
dejaba mi cuerpo caminar a su sepulcro
me quedaba mirando todo lo que hacía el sol en esa parte del mundo
tan sólo siluetas de los tallos secos
sabía que las palabras estaban hechas de desiertos



entré a ese bar pobre de El Paso - gringos y mexicanos fumando bebiendo Triple X Tecate alrededor de las mesas de billar - una puta anciana bebe sin inquietarse sentada en la barra - ¿cómo se llama este bar? le pregunto al barman - un chicano con sombrero de vaquero un corte en la mejilla - “no tiene nombre” me dice - escuchaba un rock de los setenta - la luna pasaba entre las nubes y los edificios - lo sentía ella se había quedado en mi mente - aferrada como la luz de una explosión o los faros de un carro en la carretera - el oscuro camino a la muerte - bebí mi cerveza y empecé a jugar billar - la luz arriba tenía bichos muertos en su cuerpo - la luz tenía un cuerpo - yo tenía 29 años cuando entré a orinar - las paredes con neón - un corazón reventado declaraba su amor - el crepúsculo era un viejo graffiti - perdí el juego de billas - la anciana puta mostró un diente de plata - la canción ahora era para bailar

sin llegar a lo invisible (Ed. Letra en llamas, 2010) del poeta Paolo Astorga (Lima, 1987)


Sin llegar a lo invisible del poeta Paolo Astorga, nos introduce a un mundo en el que se mezclan la desesperanza y la resignación, la soledad y la nada; la oscura cotidianidad retratada cual pintura expresionista, cual trágico titular colgado como res de algún puesto de periódicos; el poeta nos muestra la imagen de un mundo soterrado donde la plenitud no es posible, donde la vida se ensombrece a pesar de su lucha por encontrar el equilibrio”.
Raúl Heraud


Sin llegar a lo invisible de Paolo Astorga, es un poemario diáfano, doloroso, sencillo pero caudaloso y estremecedor. Su poesía llena de humor e ironía se introduce en la urbe y sus desencantos”
Augusto Rodríguez


“Poesía crispada donde la luz / es un ojo que sangra, y donde esta desolada generación tiene que asumir, irremediablemente, aquello que es una crónica certeza: el charco incólume, la patria durmiente. Este joven, sensible y lúcido poeta nació apenas un lustro antes de que se detuviera el flagrante drama de la violencia que lastimó con su infamia el corazón de nuestro pueblo; sin embargo, aunque ha logrado callar la enfurecida memoria de los pinos y los periódicos exponen nuevos titulares desgastando todas las memorias, no puede dejar de reconocer que aún hay papeles manchados de sangre y dinamita que como azules bestias marchitando una palabra son, al fin de cuentas, el testimonio y el estigma que, aunque no podamos eludir, no han de destruir la esperanza ni los sueños”.
Bernardo Rafael Álvarez









Idilio

Buscar el río a prisa de elefante y sortear esta pradera
de cemento, es hacer el día y la lluvia que atardece en un ojo.
Fuimos niebla, pintura de labios
y a veces cielo adelgazado por el mundo;
sigo de frente besando ángeles decapitados, mujeres-falda,
mujeres-víbora y no tengo antorcha ni estrella ahorcada
por un fantasma diluyendo su lengua entre las espaldas infieles
tras la calle.

No he vuelto en busca del ser que destruí.
No he logrado encender inusitadas velas
absorbiendo el sangrado eterno
de una entraña lejana.

Brilló mi mariposa dorada
brilló mi enclave con Dios,
mi cadena llena de goce,
y sigo caminando por la hierba,
la luna licua una pestaña
y ya soy el ser
ya soy la ceniza
que empieza de nuevo.




La terquedad de las veredas

Ya llega el día, mi pierna partida, dolor de búhos
esqueleto maloliente, fuga, incontenible furor de semáforos latiendo,
oigo tu voz y me descuelgo del cielo áspero
y sigo esperando y me petrifico entre cristales marrones,
infinitos ceniceros secando mi piel purificada por los cuervos,
botellas vacías que degradan el limbo,
mi muerte ya no tiene palabras
gestos dispares, una caricia tras el charco amniótico
de tu sueño, no hay más sangre que desnude la arbitraria muerte
de hombres que pasan raudos como lluvia
que ya no respiran las paredes
atolondrado corazón estrangulado, frío, danzante,
esta mañana yo asistiré a tu intento de suicidio
jugaré a juntar música y miel dulcísima debajo de los puentes
no me valdrá de nada alucinar una mujer desnuda a media tarde
a un perro flaco y ojeroso rasgando las distancias,
para llamarte, para latir, para hacerme un gris amanecer,
o sólo odiar mis cicatrices
y despegar un grito inhallable,
para tomarte, para estrellarte, para absorberte entre mis manos
y me haga falta más que un día, una voz que me enreda a los abismos,
el preludio, la misma realidad regada de orillas y de máscaras
y el fantasma eterno y deformado
y el ósculo trágico
y el silencio en la piel que ya no quiero y acaricio,
que aún nos guiña el ojo
y se sube la falda
para que nadie vuelva a la inocencia sin incendiarse primero
con la verdad de una amarilla memoria
que acaso aún camina bajo la terrible lluvia
donde alguna vez perdí mis alas y mi voz.




Balada para Yeselyn

Desnudo, aquí me tienes, las sombras extrañándote otra vez
han desafiado a todos los muros,
mientras él se preguntaba a qué hora abrirías tu sexo
como una boca que irremediablemente será triste, oceánica, infame,
qué tardío será el día,
me han destronado nuevamente los búhos de mi absurdo dolor
mientras escribo aplausos y voces de ovación
para que me arrastren los mismos placeres, la misma sonrisa fingida,
qué triste será el infierno al anochecer una promesa diluida en tus cabellos,
ya lo sabía, miro a tus manos purificando una memoria
y me dices qué asco, qué asco es verte,
pero tú ya sabes que mi ojo retumba como un violín atravesado por espadas
sabes que he llegado sucio y sudoroso a tu coronación,
eras un incendio, una gran ciudad imperceptible, deshabitada,
y yo quise tirarme de aquel quinto piso de un edificio blanco
un 28 de enero de 1999,
ya me veías, reías de mí, de mi fingida oscuridad
y el corazón que se quejaba de un frío tremendo entre las sienes.
Escupiste en medio de la pista
y me gritaste: “así pagamos las vírgenes”
La niebla te había hecho luz;
un extraño corazón
fuera del universo.


Target


para B.G.


Mi cuerpo amaneció hundido en el río.

Miles de mujeres empezaron a llorar
sobre la ropa recién lavada,
los niños jugaban a tirarse barro a la cara
y tú
muy al fondo
reías con mi acto de ilusionismo
aplaudías desnuda una y otra vez.

Te creíste mi victoria,
quizás por eso
tu cartera está repleta
y mi cuerpo fue mordido
por la extraña niña que se quitó el esqueleto
para gritar que ella también tuvo una máscara;
un blanco garabato en el vientre.





Poema para una mujer sin zapatos

Pútrido color sin halo, el absurdo tiritar de los caballos,
ya llega el día acostúmbrate máscara de hambrunas
los que te tocan juegan con la muerte y sigues así,
era la luz y yo sólo veía un corazón atravesado por espaldas
seguir leyendo esta condena desde mi tumba desierta,
quiero entender tu herida
dejar mis extrañas palabras en un inútil verano,
atrapado entre falaces bestias,
muevo mi cuerpo, muevo mis manos,
y el mundo quema, incendia relojes hasta olvidar
que fui feliz, comí un helado, burle la muerte, fui cielo estrellado,
canto sagrado de esquinas imperfectas,
mis entrañas esconden un destierro,
lunas suicidas, ¡Óiganme por favor!,
dulce será el sol si sólo abrimos la boca, dulce, dulce este instante,
mientras la sangre ya no refleje esa verdad que nos quema los labios
y nos hace aparentar un rumbo tras el viento.



Puesto de periódicos

Renacuajo de espasmos matutinos, te incendia mi mirada
el comer dolor y aplastarlo todavía más allá como un brujo que emprende
un viaje sin morder el ojo insuficiente, despreciado por el tiempo,
lobos plateados en un óvulo fantástico de esperma que encabrita lunas,
árboles, rasguños de cielo, casas vacías donde parieron mi enorme huella
abstraída de la nada, un cuadro de hermosos sexos ostentosos
como el deseo de patear una pelota a media tarde
y llorar después de comer rostros,
objetos que no abren sus turbias almas y comer en símbolo,
flameando un pecho, un ¡Viva el Perú carajo!
Y continuar con la yugular reteniendo el universo,
comer en símbolo un accidente de tránsito sin escribir cuántos murieron,
cuántos aún me escupen a la cara por decirles que los amo
y que muy en el fondo apuñalo grotescamente su silencio,
la hipócrita sombra escondida
diseñando una mañana en el desquicie del resentimiento
y un nuevo titular desgastando todas las memorias.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Revista de poesía "Delirium Tremens" número 1


SALUDOS, les informamos que el primer número de la Revista Delirium Tremens. Revista de poesía de alcance internacional, ya se encuentra publicada tanto en su versión física como en su versión virtual, la cuál puede ser descargada a través del siguiente enlace: http://www.mediafire.com/download.php?cqysh87emcu4rtb

Desde ya agradecemos la lectura y difusión de la presente publicación.

Abrazos y muchos éxitos



Paolo Astorga
Editor de la Revista de poesía Delirium Tremens

Revista Literaria Remolinos

viernes, 13 de agosto de 2010

martes, 3 de agosto de 2010

ANTOLOGÍA DE POESÍA CATÁSTASIS 2009

Hace un tiempo atrás se publicó una antología llamada Catátasis 2009 tanto de poesía como de narrativa. El actor de este grandioso efuerzo es Óscar Ramírez, poeta que a través de su editorial OREM -que también tiene un catálogo de las obras listas para descargar-, les dejo con la Antología de poesía Catástasis 2009 donde aparecen algunos de mis poemas inéditos (hasta ese entonces) y de otros poetas de diferentes lugares del país. Disfrútenla:




Descargar

Descarga el poemario De Lima a Chosica de Paolo Astorga

Descárgate el poemario y los poemas en audio de De Lima a Chosica de Paolo Astorga

Descargar

domingo, 25 de julio de 2010

martes, 6 de julio de 2010

CONVOCATORIA PARA PARTICIPAR EN LA REVISTA DE POESÍA DELIRIUM TREMENS

CONVOCATORIA PARA PARTICIPAR EN LA REVISTA DE POESÍA DELIRIUM TREMENS

SALUDOS, la revista de poesía Delirium Tremens invita a usted a ser parte con sus colaboraciones en la primera edición de nuestra revista, la cual saldrá a la luz los primeros días del mes de Agosto del 2010. Si está interesado en colaborar con nuestra publicación, agradeceríamos que lean los siguientes y sencillos pasos para publicar:


1. La revista acepta poesía de todos los países del mundo, siempre y cuando esté en idioma español.
2. La temática es libre y se pueden de 2 a 5 poemas.
3. Los colaboradores deberán adjuntar también un pequeño resumen biográfico de no más de 8 líneas, conteniendo lo más importante de sus datos. También pueden suministrarnos una foto suya.
4. Esta revista no esta obligada a publicar toda colaboración que nos envíen. Sin embargo se enviará un correo electrónico a los colaboradores que sean elegidos para la presente edición.
5. La revista se editará tanto en físico en un formato sencillo (en forma de plaqueta) y una edición virtual que se difundirá en formato pdf a través de la página de la Revista Literaria Remolinos
6. Los trabajos deben ser enviados a nuestro correo: artesinlucro@gmail.com Se ruega poner en el asunto: “Colaboración Revista Delirium Tremens”
7. Las colaboraciones se pueden enviar hasta el día 30 de julio del 2010.



Agradecemos de antemano su distinguida colaboración en nuestra revista.


Saludos y Éxitos,

Paolo Astorga
Editor de la revista de poesía Delirium Tremens
Editor de la revista de creación literaria Remolinos

Revista Literaria Remolinos
http://revistaremolinos.blogspot.com

lunes, 5 de julio de 2010

El índice de lo invisible en la poesía de Paolo Astorga Requena


El índice de lo invisible en la poesía
de Paolo Astorga Requena

Lic. Miguel Fajardo Korea
Premio Nacional de Promoción y Difusión Cultural de Costa Rica
miguelfajardokorea@hotmail.com


(Correo de Costa Rica).- Paolo Astorga Requena (Lima- Perú 1987) estudia Literatura – Lengua Española en la Universidad Enrique Guzmán y Valle. Es técnico en Diseño web y computación. Sus poemas iniciales aparecieron en la antología “Reflejos del Alma”. Es Director y Editor de la revista “Remolinos” Ha publicado sus poemas en innumerables páginas literarias. Es creador, vía Web, de la I Antología Digital de poesía, que reúne a 24 poetas del mundo. En el 2006 fue Finalista del II y III Premio Internacional de Poesía "Desiderio Macías Silva" y, recientemente, obtuvo el segundo premio del III Concurso Internacional "Revista Hybrido", en poesía. Su trabajo creativo, se encuentra en revistas literarias, tanto físicas como digitales. Su primer libro digital se intitula “Anatomía de un Vacío” (editorial Lulú, 2006). Hemos difundido su obra en diversas revistas ahora, publica su segundo libro SIN LLEGAR A LO INVISIBLE (Editorial electrónica Remolinos, 2008).

A su edad, la poesía de Astorga Requena da un fuerte giro, porque le permite consolidar un estilo muy personal en su abordaje temático, ya que “volver a ser eternos no será imposible”, es decir, su poesía ahonda en la posibilidad de eternizar instantes, sin embargo, en esa lucha “trato de correr detrás de los espejos (...) tan solo para crear una palabra”. Nuevamente el creador peruano es recurrente en su búsqueda esencial. La palabra es el arma-arte de salvación del poeta, pues sabe, con mayor certeza, que la palabra salva. El logos es un acto de revelación del alma humana, asimismo, un hecho tangible para materializar nuestra existencia.

Esta vez, campea “una absurda soledad tratando de brillar en el vacío”, como si fuera un “cielo adelgazado por el mundo”…Ahora, los elementos inanimados alcanzan una fuerte presencia, dado que “ya soy la ceniza/ que empieza de nuevo” o, acaso, una vieja máscara que el viento arrastra”. Pareciera, entonces, que los elementos inorgánicos pujan por alcanzar un espacio en este orbe lírico.

El mundo que asedia se visualiza en este registro “no más lobos en la garganta para destruir el laberinto”. Rafael Ángel Herra, filósofo costarricense, señala en su libro “Lo monstruoso y lo bello” que: “Una bestia pervive como arquetipo cultural, pero sobre todo, por su resistencia a morir” (Herra,1999:59). La presencia del lobo es parte de ese bestiario laberíntico, porque ríspida es la vida humana.

La censura contra la deshumanización que presencia el universo es atacada frontalmente en la voz del yo lírico “comer en símbolo un accidente de tránsito sin escribir cuántos murieron”.Existe un encaramiento contra la indiferencia, contra la pasividad apabullante, por eso “está prohibido estar triste;/mientras pasas por aquí y no te incendias”.Ese incendio es una voz de alerta para que despertemos del consumismo desbocado.

Su poesía tiene inflexiones de pesimismo raigal “si sólo pudiéramos coger nuestros cadáveres y arrancarnos la ceniza que ha memorizado los días”. La ceniza, dentro de la simbólica cultural, como sombra de lo que ha sido la actitud vital del ser humano.

Pero no todo es magro temáticamente hablando, sino que esta poesía abre un espacio para no dejarnos doblegar. Hay culpabilizaciones como una manera de encontrar el rumbo: “mi gran error / fue crear un paraíso entre tus ojos (…) y nunca / haber podido ingresar en él”. Muchas veces, el paraíso no es un espacio extraterrenal, sino que se encuentra al alcance de nuestro abrazo, mas no nos damos cuenta de que la vida es un tránsito terrestre, como diría mi compatriota, la extraordinaria, Eunice Odio.

Paolo Astorga Requena, en este nuevo libro, retoma el contexto de su obra de estreno y como en una especie de resabio aduce “miramos con incertidumbre el mismo vacío furibundo”.La animación que establece en relación con el vacío le confiere un adelantamiento capital. “tu cuerpo / nunca fue una llave”. Es claro que el cuerpo es un poder, una estructura que luchas, por ello, “aprendimos / a quemar sombras en el alba”.La mañana es un destello de esperanza, un frescor de cielo para reflexionar sobre el universo de todos, cada día del mundo.

“la sinfónica oscuridad / aún excita mis vacíos”, nuevamente se observa cómo la dicotomía por oposición es un extrañamiento, ya que “esta noche cualquier puerta/podrá ser una salida”. Es decir, existe un cernido mensaje de respiro, de aireación inevitable, porque no todo está perdido y el mundo aún puede salvarse con un poema.

En este universo lírico del peruano Astorga Requena campea la soledad, la desprotección, la urgente búsqueda de la identidad humana, ya que “mi cuerpo fue mordido/por la extraña niña que se quitó el esqueleto/ para gritar que ella también tuvo una máscara”. Se plantea la necesidad de poder desenmascarar las ocultas identidades que se oscurecen detrás de la máscara. Detrás hay alguien y cada lector debe buscar sus respuestas para aclarar su entorno.

La poesía de Paolo es una especie de examen de la incisión, de lo inasible, pero que existe con la condición humana de siempre “Un insomne recuerdo / antes de cruzar el oscuro umbral de lo jamás nombrado”. Queda la sensación, después de su lectura, de esos mundos que no se puede apresar, aunque esa sea la propuesta ideológica y cultural.

LIMA encuentra eco en este mapa lírico “Lima ha vuelto a ser extraña humedad/de un beso”. Por ello, el contexto de producción del libro es una especie de abrazo solidario con la capital que cobija y protege. Sin embargo, su espacio es crítico, pues “ahora ya no soy la luz, ahora ya no soy el mundo”. Ante esa coyuntura epocal, cabe la afirmación “las eternas velas que aún no terminan de encenderse tras la noche” aún no han terminado de apagarse. El mundo es un constante juego, una singular rotación de todos.

A propósito de su primer poemario, aduje que, en un mundo desangelado, Astorga Requena grita contra los signos de la infelicidad, por ejemplo, “lágrimas rojas”, donde campea la tristeza, el llanto, el dolor, lo desconocido, el silencio, el laberinto, las piedras, la muerte, en suma, las apuestas aniquiladoras.

En síntesis, este nuevo libro electrónico de PAOLO ASTORGA REQUENA (1987), publicado en la Editorial Electrónica Remolinos, Lima, 2008, es una propuesta muy interesante dentro del marco de producción de la joven poesía latinoamericana. Sé que su empeño le tiene reservado un lugar que seguirá conquistando, poco a poco, como una de las voces de mayor trabajo desde y por la poesía, desde su Perú natal.


COSTA RICA, SETIEMBRE, 2008

lunes, 28 de junio de 2010

PRESENTACION DE LA REVISTA "VOZ EFIMERA" - Por Roy Dávatoc


Roy Dávatoc en plena presentación de la revista "Voz Efímera"




Voz Efímera. A pesar de los desmanes.

Por Roy Dávatoc.


Presentar o comentar una revista de autoría colectiva es siempre una tarea compleja y lo es más todavía en el caso de este volumen sustancial que compendia la producción poética conformada por 19 autores peruanos, muchos de ellos noveles aún, cuya elaboración y publicación ha sido posible gracias al proyecto de la revista Voz Efímera, primera revista de poesía en soporte de Audio en el Perú, iniciativa tomada por los poetas Paolo Astorga y César Pineda
Considerando este antecedente, habría que decir en primer lugar que la concepción de esta entrega, en cierto modo, da cuenta del día a día de este grupo de poetas: sus lecturas y temas, opciones teóricas y comprensión de la literatura si acaso habría que estudiar sus obras.
La revista puede y debe, por lo tanto, ser situada en este contexto "radiográfico" del proceso de enseñanza y aprendizaje habido en este "Jardín de Académicos" penquista y uno de sus propósitos es sin duda, también, darlo a conocer. Tratándose de un colectivo de autores de distinta pluma, el espectro de sus obras comprensiblemente es amplio y diverso.
Por otra parte, visto así, adquiere sentido la prescindencia de un principio de ordenamiento temático, cronológico, de género u otra índole, habitual en compilaciones de este tipo. En este caso, los trabajos se suceden dispuestos con toda sencillez por orden dispuesto por los editores. Y si bien se trata de un hecho puramente formal, esta opción pareciera reforzar la no explicitada intención de plantearse esta publicación como un espacio de convivencia intelectual y de registro póstumo, cuyo objetivo es dar a conocer el trabajo de poetas consagrados, nóveles, inclusive estudiantes sin distinción. Una práctica poco frecuente en nuestros jerarquizados ordenamientos académicos, pero sin duda refrescante y digna de ser destacada.
Sin embargo, lo que se aprecia como virtud por una parte, por la otra dificulta la tarea de reseñar este volumen, porque como conjunto de múltiples enfoques críticos y temas no se le ofrece al lector un asidero fácil desde el cual desmadejar el hilo de Ariadna que guíe su presentación. No obstante y aunque con criterios que surgen de una primera mirada, se puede aventurar algunas orientaciones que, si bien son muy generales, permiten hacerse una idea de los énfasis temáticos y teóricos al interior de este colectivo novedoso para mi persona.
Un primer énfasis se perfila desde una cierta preferencia al enfocar un pequeño DOSSIER DE POESÍA CANTUTEÑA que sirve como soporte para esta producción
En relación con la poesía denominada UNA VOZ EN EL ABISMO, hay una clara preferencia por autores ya reconocidos y que dejan un legajo para los noveles que aquí empezamos. Desde una óptica que espiga lecturas propias y ajenas, en esta sección recrea la riqueza polifónica de poemas de la altura Enrique Verástegui y Carlitos Zúñiga, por mencionar, sin desmerecer a los demás poetas que son incluidos en esta sección. Dos aproximaciones fronterizas entre poesía novel y poesía consagrada, desde mi visión del arte en estado de crisis o renacimiento.
No faltan, en esta misma línea, en el segmento denominado LIBRO EN MANO, poemas de autores extranjeros como queriendo darle un enfoque más transversal a esta primera edición.
Y para cerrar con broche de oro en estas instancias divididas, Voz Efímera nos deja de regalo un BONUS TRACK de Jorge Eduardo Eielson: Cuerpo Dividido.
Esta somera revisión ciertamente no hace justicia a los logros particulares de cada autor, que ameritan sin duda un examen más detenido, sobre todo porque se trata de poesía contemporánea con aportes novedosos y originales. Como podrán oir, la diversidad temática es amplia, lo que no impide, sin embargo, situarlos en términos de cierta afinidad en cuanto comparten, en su gran mayoría, una mirada renovadora y a menudo rupturista en la exposición de sus textos.
No me detendré a explicarles uno a uno los poemas ni la trayectoria de los autores porque sería demasiado mezquino dejar de nombra a algún autor que por cuestiones de tiempos o distancias, no ha sido compilado en este primer número.
Lo que sí les dejo es este sinsabor y este reto por apostar por la nueva poesía y las nuevas formas de presentar poesía en el Perú como es el caso de este soporte en audio y los exhorto a darse ese gusto por oír poesía de la voz de sus propios autores en sus lugares habituales donde rumian y contemplan sus nuevas producciones para ofrecérnoslas.

Lima ,10 de Junio del 2010



Publico asistente






Poetas participantes aparecido en el dossier "Cantuta Vox", de "Voz Efímera"

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA "VOZ EFÍMERA"

Raúl Heraud en plena presentación de "Voz Efímera"
en La Casa de La Literatura Peruana

“VOZ EFÍMERA”
Primera revista de poesía en audio


Por: Raúl Heraud *

Desde siempre la poesía ha viajado mucho más rápido que el poeta, los poemas llegan al pueblo y se hacen cantos populares, el poeta pasa a convertirse en una anécdota, se vuelve el firmante de la obra de arte. Hace aproximadamente 130 años se inventó el primera aparato que grababa cintas magnéticas y poco después de la mitad del siglo XX Pablo Neruda conmocionaba a todos con su voz cancina con aquel mundialmente conocido 20 poemas de amor y una canción desesperada. Personalmente quiero decirles que también he sido seducido por los poemas en audio grabados en cintas en la década de los 80, pude conocer la juvenil voz de Javier Heraud a través de su poema Mi casa muerta leído en París en los años 60 y también conmoverme con la asmática voz de Eliseo Diego leyendo En la calzada de Jesús del monte; y es que en tiempos donde no pensábamos siquiera en la posibilidad del internet el casete llegó a mí mucho más rápido que el libro de Eliseo, así como algunos poemas de Jaime Sabines, Mario Benedetti y Juan Gelman, cruzaron literalmente el mundo para sumergirse en mi humilde habitación en el distrito de Lince a comienzos de los años 90. El éxito de estas cintas y creo yo lo que le daba cierta ventaja sobre el libro, es que podías literalmente tener al poeta en directo, hablando para ti, a cualquier hora del día y en cualquier lugar, escucharlo con los amigos y detener el diálogo poético, cuantas veces quisieras para reiniciarlo siempre una vez más. En la voz del poeta hallaba la calidez que no encontraba en los libros, podía imaginar qué tipo de personas eran con solo escuchar aquellas voces que salían del antiguo tocadisco que me había obsequiado mi padre. Si fumaban, si usaban sombrero o bigote, si eran altos o bajos, todas esas extrañas elucubraciones me asaltaban cuando apretaba play para dar inicio al religioso encuentro, yo fumaba un cigarrillo mostrándole mi atención y respeto al poeta que en mi habitación y ante una concurrencia masiva (3 o 4) nos regalaba un íntimo recital, leyendo sus poemas de forma apasionada y cada vez mejor desde el grabador.

Ahora los casetes han quedado de lado, es el tiempo de los discos o Cds, tiempos del internet y los programas que te hacen constructor y director de todo lo que el ingenio aguante, felizmente para los que amamos la poesía en audio, leída por el mismo autor, los poetas César Pineda y Paolo Astorga tuvieron la magnífica idea de capturar las voces de poetas como Enrique Verástegui, Carlos Zúñiga Segura, disfrutar de la sonoridad del entorno, la calle, los autos, el propio jadeo del autor ante la emoción generada por un verso, a fin de cuentas, el poema sucediendo en ese mismo instante.

El disco no deberá sustituir al libro, pero creo que es un modo práctico y económico para poder acercarse a la intimidad del poeta, tener un diálogo con el autor, porque la poesía no solo es página cubierta de extrañas combinaciones y acertijos, es además corazón, voz, piel, silencio, ritmo, sensación, imagen y sueño constante.


Raúl Heraud
La Molina 11 de junio de 2010


* Texto leído el día 10 de junio en la presentación de la revista "Voz Efímera" en la Casa de la Literatura Peruana.


CDs de "Voz Efímera" la voz de los poetas encerradas en audio.

martes, 8 de junio de 2010

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA "VOZ EFÍMERA"


"VOZ EFÍMERA"
Primera revista de poesía en audio del Perú

Hola amigos y hermanos unidos en la poesía. Les informo que ya está editada la edición número 1 de la Revista de poesía en audio "Voz Efímera". Esta publicación tiene como fin difundir la poesía peruana e internacional a través del sonido hecho sinfonía de palabras.

Presentación:

Jueves 10 de junio
Casa de la Literatura Peruana
5:45pm

Se ruega difundir

Un abrazo

Paolo Astorga
César Pineda
Editores de la Revista de poesía en audio "Voz Efímera"
http://vozefimera.blogspot.com/

domingo, 30 de mayo de 2010

Presentación IV entrega EL JINETE DE LA TORTUGA


Comentan Jorge Valenzuela y Héctor Ñaupari.
Habrá lectura de textos a cargo de los colaboradores de la Cuarta Entrega:

Paolo Astorga
Roberto Roig
Lenin Heredia
Karina Valcárcel
Ludwig Saavedra
Stuart Flores
entre otros extraños seres...

AdemaaaaaaaaS! Performance "Don-de fluir" de Eleazar Huertas y Nadia Morillo...
y para orgasmar: amplaj de Rafo de la Cuba.


La cita es el jueves 03 de junio

en la Casa de la Literatura Peruana
(Antigua Estación Desamparados) desde las 5:45 pm.

Entrada libérrima.


Luego morir podrán tranquilos


RIP

martes, 18 de mayo de 2010

"Voz Efímera" Primera revista de poesía en audio del Perú




"Voz Efímera"
Primera revista de poesía en audio del Perú



Hola amigos y hermanos unidos en la poesía. Les informo que ya está editada la edición número 1 de la Revista de poesía en audio Voz Efímera. Esta publicación tiene como fin difundir la poesía peruana e internacional a través del sonido hecho sinfonía de palabras. En este número aparecen los poetas:


Presentación

01.- ¿Por qué en audio?


Cantuta Vox: Breve dossier de poesía cantuteña

02.- José Jiménez
03.- Karina Moscoso
04.- Augusto Huayta
05.- Roy Dávatoc
06.- César Pineda
07.- Paolo Astorga


Una voz en el abismo

08.- José María Gahona
09.- Zoila Capristán
10.- Juan Pablo Mejía
11.- Eduardo Borjas
12.- Wilver Moreno Tineo
13.- Víctor Ruiz
14.- Raúl Heraud

15.- Johnny Barbieri
16.- Indira Anampa Santa Cruz
17.- Carlos Zúñiga
18.- Gustavo Armijos
19.- Rocío Santillana
20.- Enrique Verástegui


Libro en mano

21.- Marco Antonio - Mil Maneras de Amar – Errante
22.- Niko Velita - En el país de Gargantúa – Luz Blanca
23.- Osiris Vallejo - Saint Domingue, 2044 - XV
24.- Osvaldo Rossi - Unas ramas movidas por el viento - Empeño de alas
25.- Alfredo Coronil - Los poemas de Itaca - Poema tres
26.- Juan José Beteta - Abraxas - Pequeña suite lírica


Bonus Track

27.- Jorge Eduardo EielsonCuerpo dividido




Para Junio se presentará oficialmente el CD de la revista, espero su colaboración y por supuesto vuestra gentil asistencia.




Éxitos,




Paolo Astorga

César Pineda

Editores de la Revista de poesía en audio Voz Efímera

sábado, 15 de mayo de 2010

La ternura de un ganador

En la foto: De izq: Augusto Huayta, Roy Dávatoc, Eduardo Vílchez, Paolo Astorga, César Pineda, Sócrates Zuzunaga y Karina Moscoso, en pleno reconocimiento del ganador del Copé Internacional de Narrativa.



La ternura de un ganador.


A Sócrates Zuzunaga

Por Roy Dávatoc



Preámbulo


¡Se nos cayeron! No le pedí permiso a Karina Moscoso para revelar una de sus iluminaciones intelectuales. Al parecer casi siempre será necesario recalcar esta frase sobre cuánto evento se realice en aquella vieja casa de cantutas.

Diez de la mañana y muy poco sol; un poeta amigo brillaba por su ausencia como si fuera la estrella de Belén guiando a los reyes magos mientras muchos ojos extraños me observaban como escudriñando la luz.

Solo recordar que me levanté temprano y no desayuné por llegar puntual a la reunión y con todas las ilusiones guardadas en el bolsillo secreto de mi verde mochila, para luego desilusionarme como todo amor adolescente de estos tiempos, me hizo preguntarme si todo el esfuerzo intelectual, económico y hasta emotivo de los poetas, valdría la pena como para no poner nada caliente en el estómago a las 7:00 a.m.

Y la respuesta no se hizo esperar. Un flaco loco me abordó como un bus chosicano apenas bajaba de una mototaxi y ese gesto de afecto me devolvió la esperanza que yacía rota como una playa glasé, y más aún al recordar que aquella mañana, este viejo loco que uds. intentan leer, sería un ingrediente más del ya afamado grupo literario cantuteño Letra en Llamas, sería un enllamado más y eso bastaba para revertir todas las desilusiones que me podría llevar.

Y fue ahí cuando conocí a los otros poetas en llamas de una manera menos melindrosa y más de la causa (de manera seca y formal, pues)

Alguien se acerca, aparece sonriente como un niño; sus pasos lentos y pesados nos advierten de su presencia que no se extrañaba y nos saluda efusivamente. Era mi amigo, el poeta del verso eterno, acompañado, casi de la mano, de una fémina agraciada (ahí entendimos del por qué de su demora). No eran necesarios los comentarios ni los reclamos sin sentido; él no puede luchar con su carácter de conquista y su forma tan afable para con las damas. Yo no recuerdo el nombre de la muchacha y tampoco es importante; seguramente, ninguno a quienes nos la presentó lo recuerda, y apuesto mi mano izquierda que ni César Pineda lo recuerda, ¿o sí?.

Después de llenar algunas bolsitas con muestras poéticas como si fueran palomitas de maíz, nos armamos hasta los dientes para hacer el ingreso con dirección al auditorio donde los poetas darían un recital y compartirían mesa de lectura con el reciente ganador del Premio Copé Internacional en Narrativa. Y otra vez se nos cayeron. Para variar, cancelaron el evento y nos dieron excusas absurdas. Dos horas después, justo cuando nos disponíamos a comer alguna papa rellena que salvaguardaría el hambre en ese fresco aire chosicano, alguien nos invita a dirigirnos hacia el Rectorado y ahí nos encontramos al hombre que iba a ser homenajeado por su triunfo como ganador del Premio Copé.

Saludos del Rector, de los encargados y de todas las otras autoridades que eran necesarias hacerse presente, no demoraron en hacerse saber. Y en una esquina, como si fuera un boxeador, un hombre con el semblante pacífico que me indicaba que era a quién tantos estaban esperando, escondía su corazón en una leve sonrisa; a su costado, como representante, la hermana del otro ganador del mismo Premio Copé pero en Poesía. Así empezó la tarde mientras nos servían bocaditos y gaseosa para aplacar el hambre como si fuera de dos días con el afán de disculparse por hacernos esperar tanto.



La ternura de Sócrates Zuzunaga.



El ganador estaba sentado en una esquina, como si fuera un boxeador, un hombre con el semblante pacífico que escondía su corazón en una sonrisa; a su costado la hermana de Boris; más allá, Urpi Súmac, hija de Sócrates, junto a su esposa y su guitarra.

Empezó el discurso y los encargados lo llenaron de elogios. Qué Sócrates Zuzunaga por aquí, Sócrates Zuzunaga por allá, y un sin fin de reconocimientos muy merecidos desfilaban en fila india a sus oídos. Todos aplaudimos con ahínco y alegría.

Hasta entonces solo era una ceremonia más por los logros alcanzados y por su trayectoria. Luego se hizo un silencio casi imperceptible y una voz cálida nos saluda. Los ojos le brillaron como dos estrellas fugaces, como dos candiles llenando de luz las sombras. Y ahí estaba él, dándonos el discurso más sencillo que puede ofrecernos un gran ganador, con esa firmeza en la palabra, con ese aprecio en cada gesto, con esa alegría de saberse estimado y esa nostalgia de su años mozos.

Sócrates Zuzunaga reflejaba desde su asiento a un hombre sencillo colmado de ternura en cada lectura que nos ofrecía mientras algunos lo admirábamos en silencio; mientras algunos queríamos lograr lo que él a obtenido sin perder su templanza, su carisma, sin dejar de ser el hombre humilde que acoge a quien se le acerca. Y todos volvimos a aplaudir, esta vez fueron aplausos más sentidos y el auditorio se puso de pie para rendirle el verdadero homenaje.

Minutos después, aún con timidez, Sócrates nos pide permiso para ofrecernos unas canciones compuestas por él y ejecutadas por su hija Urpi y su esposa. La joven con la guitarra, Sócrates con una especie de charango y su esposa era la voz principal. ¡Qué bonito huayno, señores, pero qué bonito huayno! Muchos nos quedamos con ganas de zapatear sus canciones.

Pronto se acabaría la ceremonia como se acabarían los bocaditos que nos habían dado; pero aún nos quedaba por abordar las aulas en compañía del ganador. Y sin pensarlo mucho fuimos con dirección a la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales.

El conversatorio en las aulas fue -una vez más- muestra de la calidad humana y artística que posee Sócrates. En esos momentos me sentí motivado y hasta desee ser maestro de literatura, algo que luego pensé con más calma y por ahora queda descartada esa loca posibilidad.

Cerca de cuarenta minutos embelesados con la charla que el ganador nos regalaba; preguntando, riendo, recordando; inclusive orientándonos y aconsejándonos como si fuera nuestro padre o nuestro abuelo, o nuestro hermano mayor o nuestro futuro suegro.

Sócrates Zuzunaga, sin duda, ha dejado marcado el momento para aquellos que tuvimos la suerte de compartir mesa con él, de compartir su experiencia y su compromiso con la literatura y con la vida misma, de regalarnos esos chispazos de albor para encaminarnos hacia nuestros objetivos. Esa tarde de tibia temperatura algo indescriptible me embargó, me llenó de luz y de una oscura tinta que me empuja a seguir con mis objetivos y proyectos ligados a la literatura mientras en mi interior se arma un hogar para la poesía y la narrativa.



Lima, 15 de mayo de 2010.
.
.
Los Tres Tristes Tigres (Astorga, Pineda y Dávatoc)



Esperando a los ganadores del Copé
(Y claro, mostrando a nuestros hijos)


Letra en llamas en pleno más la presencia del profesor Tulio Cárdenas



Letra en llamas en su quiosco

domingo, 2 de mayo de 2010

Una nueva llama se enciende - Roy Dávatoc


Nuevo integrante del grupo literario cantuteño Letra en llamas, Roy Dávatoc (1981), una nueva llama se enciende...

Aquí un par de sus poemas:


Tocan la puerta.

Tocan la puerta; mujer,
la puerta que nadie atiende hace años,
la que tiene bolsillos como los pantalones
y late condenándose cuando te ausentas.

Tocan ocultos con el amor de dos niños
mientras la tarde cae celosa
con lluvia de palomas,
prisionera de amargura y de distancias.

Pero entre tú y yo
solo existen segundas criaturas;
todas en puntillas junto al muro,
con hilos negros sobre las faldas.

Y ahora
que todos los desánimos se han marchado,
se quedan contigo mi alma
mi voz
y mi palabra.



Inocencia.

Debe hacerse la luz para nosotros
mientras los demonios consumistas
están durmiendo
entrepernados
en sus butacas de cuero fino; le dije.

Me lanzó una mirada indecisa
y frunciendo en ceño
se alejó a servirse un poco de tequila.

Me dijo que él no tiene altar ni patria
y no espera inmolarse
por un sudario que no es el suyo,
pues cree que al final
hasta las estrellas sangran en compañía de los pétalos sin luz
cree que el rocío
es el nombre de una mujer que le gustaron las flores.

Poemas de Augusto Hayta


Augusto Hayta en esta ocacsión nos comparte dos poemas de su creación.


DESPIERTA


noches desveladas
fogoso y sofocante
placer fluyen sobre tus ojos
atrajiste al ser repugnante
que explora tu bello rostro
y pronto deseará llevarte al mundo de tinieblas

Sumergirá tus sueños en oscuridad
te hará princesa por cinco minutos y
arrebatará de tus dedos los juegos infantiles,
moldeará tu vientre-ciudad de niños.

como un creador echará vida,
atará tu sombra en el mástil de los muertos,
sollozos lágrimas rodaran sobre tu mejilla

mientras él absorbe cada parte de tu cuerpo tú serás una
sombra más que ronda en las noches de placer




LA OTRA MUERTE


Mi ironía es el dolor de la carne
dolor del cual mis egos son saciados
y mi personalidad llega a ser el verdugo
de los tiempos, que trae consigo la vida convertida en polvo

soy la otra vida o la otra muerte eso ya no me importa
soy un vagabundo de aquellos
que penan en este mundo terrenal
de miles de miles de siglos incansables
un congelado eterno en una mirada de agua de los
agonizantes
un lacayo de lo celestial
malvado
egoísta

soy todo lo que la humanidad finge no ser, soy la
característica del hombre villano más despreciable
los míos preguntan si pertenezco a esta vida
no importa si el futuro llegue a tocar mi puerta
y me vea perseguido por mi sombra

si tuve un nombre ahora no lo recuerdo
porque soy una nada metido en el vacío
con el temor de ser nombrado por alguna voz perdida

el dolor humano es el que me juzga
pues para ellos soy la muerte y nada más.

domingo, 25 de abril de 2010

De Lima a Chosica Por Johnny Barbieri


"De Lima a Chosica"

Por Johnny Barbieri


Sorprende encontrar una voz poética que no sólo intente un trabajo estético, sino que hurgue por una indagación más cognoscitiva. Había encontrado en esta última generación poética voces femeninas muy interesantes, pero es recién con la poesía de Paolo Astorga que la voz masculina también sorprende. De Lima a Chosica es un grupo de poemas de corte suprarreal, donde su autor intenta, a largo aliento, poemas que no sólo queden en el tintero de una poesía de la forma que no pretenda nada, sino una poesía de la significación, que me parece, en estos poemas, es su mayor logro. El poema II es un gran ejemplo de ello. La poesía que se estime de trascendente tiene que latir y, aquí, en estos poemas de este memorial sobre Chosica, encontramos un torrente de latidos.
.
.
Aquí un poema del breve libro De Lima a Chosica que también viene acompañado con un Cd con los poemas en audio grabado por el mismo autor:

.
XIII



Árbol roto, multitud que aplaude, escena de un beso fortuito sobre el ametrallar de los cipreses, una muchacha no hace un universo intacto, un perro no es signo de victoria, los días continúan, mis palabras sudan y comen polvo, no conozco a nadie y nadie me conoce, pero le encuentro un extraño placer el caminar herido por las calles mostrando mis llagas a flor de piel y no hablar de mí, sino del Dios-Nada que me persigue entre sueños de un hogar apurando su deformación, entre sarna y lluvia incandescente.

Soy uno más sobre la gran marsupia que desaparece las memorias
y aún quiero escribir sobre lo que me aleja del éxito.

Soy una isla desierta nada más.

Cuando mi presa se acerque
todo esto habrá acabado
para siempre.



Aquí escuché el poema en audio grabado por el mismo autor:


Nota: "Chosica surreal" foto tomada por Paolo Astorga Febrero de 2010.

De Lima a Chosica - Paolo Astorga

Reciente poemario del fundador de "Letra en llamas".

Por: Miguel Ildefonso

Paolo Astorga va desarrollando una poética urbana, desgarrada, que ha cogido no solo de la tradición de los 80s o 70s del Perú, sino que se ha embebido de la originaria poesía explosivamente lírica de los simbolistas franceses hasta llegar a los surrealistas. La exploración del yo halla su eco gemelo en la indagación de una urbe contradictoria, multiplural y, a veces, o casi siempre, caótica como es Lima. Y eso sentimos cuando leemos De Lima a Chosica, un trayecto imparable de visiones cuasi apocalípticas y torturantes, como es la tensión que les toca vivir a sus habitantes a diario. La historia peruana y sus eternos fracasos, se actualizan cotidianamente en un simple viaje en “combi” o “custer”: seres humanos aglomerados por buscarse un espacio en la ebullición de este sistema agresivo de supervivencia al que los políticos gobernantes de turno y de siempre llaman Modernidad. “Somos presas del hartazgo”, nos dice, y aquello representa un sentimiento que se ha arraigado en una conciencia colectiva ya no solo marginal, y que se trata de ocultar con el escándalo y el bullicio de la frivolidad de estos tiempos. Contra la falsa información, contra la retórica vacía, contra la deshumanización, la poesía es esa luz que acompaña y transita con uno, no para empañar de embeleso hedonista ese espíritu libre, y detenerlo o someterlo o atropellarlo, sino para alumbrar sus caminos, y tener una visión de más alcance, tanto hacia atrás, en la historia real, como hacia el futuro realista. De estos asuntos trata este nuevo libro de Astorga, o, al menos, son los móviles que conducen su transitar iconoclasta.
.
.
.
Aquí tres poemas del libro:
.
.
II


Aquí en Lima, yucas fritas, arroz chaufa de mil sabores, aquí en Lima, Lolita y Humbert Humbert, ósculo de cíclope plateado, parásito de lluvia y soledad, balazo, bolero, balada, rock pesado, aquí en Lima, intervención de ponientes, el que atraca su mandíbula al cielo espejado de nubes hermafroditas, el que atraca su boca en mil túneles de horizontes aún muertos, Lima, otra vez Lima, cumbia y sol, vértigo de uno más en un millón, oscuridad y alondras bombardeadas de indecencia, ética para el caballo, ética para los monarcas del tórrido acantilado que nos hierve en la sangre, un puente obtuso, una mujer rebanada de caricias, recién bañada, con el mejor vestido a cuestas, una mujer caminando, y yo en un sueño de cangrejo milenario, osamenta de bicho raro, osamenta de lobo estepario, claustrofobia, ademán de ahogado, el mundo es de cristal, en mi cabeza suprarrenal comemos un corazón abandonado en el terruño, mil vagones, mil asientos, una puerta de barro y saliva, los barcos ya se alejan como unas piernas secretas. Escribo algo que mejor será tragármelo en seco, tocar tiburones en mi sien mientras seguimos persiguiendo el cadáver de un mono, mientras seguimos aquí entre guiños de mujer tiesa, entre ceniza convertida en penetración, entre canguros sin esquina, entre mil luciérnagas esputando su libertad, conmutación de lo transparente disfrutando su dolor, el dolor de caminar y sonreír a la muchacha más fantástica, a la mandrágora de manos calcinadas, letras en llamas cogiendo paredes ocultas de ninfas intoxicadas, palabras de ternura que el niño de camisa blanca aglutinará en su bolsillo de escalera infinita, y apenas con la verdad, y apenas, con la inmunda verdad, los zapatos sucios, la forma del silencio entre los matorrales, bullicio, un hueco, un policía tránsfuga iluminando su herida putrefacta, inventando la ley en su vientre velludo, como una danza sincrética, un transformer de zampoñas castigadas por el corazón elemental de un arlequín traidor, estado de gracia que va hacia el mismo albor de los mutismos, hacia el engendro vacío de las frases más lindas que ahora devastan el tiempo que degüella el escenario de los locos que fingen tener hambre para así colocar sus almas en las vitrinas del limbo.
.
.
.
.
V
.
.
He clavado mi maniquí-fetiche-Beatriz sobre la cruz más violenta y aún no soy un redimido. Quién nos puede aprehender si nos vamos carcomiendo a pedazos. No tengo emblemas, no hay nada sobre la carretera acostumbrada al secuestro y a la desesperación. La verdad estalla como un transeúnte enterado de la brevedad de los días. La tragedia sigue su paso como un perfume apasionante. Ya no hay efecto. Alguna vez pensé todo el universo, pero ahora me arrastro cogiendo sus escombros entre la indiferencia devorando la evocación de los días y la intimidad de los árboles intentando un grito al unísono aún impúber, aún indescifrable. No somos nada, pero vamos a destruir la ciudad muy pronto y a reivindicar el señorío de un delirante rey ornitorrinco, vamos a plantar cemento sobre la infidelidad de las nucas, vamos a proclamar la victoria de los que murieron en la inseguridad de estar siempre sobre la lucidez y el remolino de cabezas cercenadas por el pasar sonriendo a mil espejos infames, pasar invicto y sin rasguño nuestro espíritu hacia la otra orilla, comer bastante, tenerlo todo y hacer del amor, una palabra que despierta el coraje, la cólera, la náusea de panteones vacíos. Ven conmigo oh imagen fronteriza de colores humanos, asfixiante ciénaga de parábolas verdes, de cantares rabiosos que se han extinguido entre retazos de mil estudiantes licuando sus cerebros sobre la fortuita desnudez de la luna purpúrea. Viene la tarde, osadía de pasos arrastrando un cadáver sin cabeza. He hundido sobre está tierra pusilánime mi cetro de arcilla. Nadie me vio nacer, excepto la lluvia que constata una y otra vez el odio que se siente al pregonar a todo el mundo que uno escribe y no muere aún.
.
.
.
VII
.

Somos presas del hartazgo. Solo un cuerpo, solo una amarilla honestidad, un traje blanco de efebos caracoles arrastrando pólvora de cinturas en movimiento hacia el pedregal de voces que ya no son las mismas después de la ideología. Todos dicen que la última flama yace sobre el cielo, que la vida vale más que las palabras pronunciadas sobre el espanto de dormir con la niebla desangrando el alma. Escuchen al sol y vayan todos a ahogarse en ese río que deforma la divinidad de las rosas asqueadas del amor alimentado de polillas y petróleo de cristal sin bisagra tierna. No tengo una canción verde, no hay máscaras plagiadas, no tengo escritura en la polvareda del caos. Todos dicen que la realidad es un vestido marrón humedecido por el turbulento vaivén de brazos ambiguos. Sin embargo detrás de las paredes derruidas por el tiempo, se atraviesa a veces inoportuno, algún reino de ternura aún sin profanar.
.
.
.
Nota: Portada del breve poemario De Lima a Chosica, Ediciones Letra en llamas, Serie: "Derrame Cardiaco", Lima 2010, creada por la poeta Karina Moscoso.

jueves, 22 de abril de 2010

Rareza - Karina Moscoso


En este audio Karina Moscoso hace una intervención o algo así...
Letra en llamas ¿¿¿locura??? Quizá solo afán de ser más que un número vacío en el tiempo...

Haga Clic aquí:
http://www.goear.com/listen/c26ed19/Rareza---Karina-Moscoso-Karina-Moscoso

Nota: En la foto, Karina Moscoso afinando su "dedito" poético...

César Pineda - Poesía en Movimiento


Letra en llamas, Poesía en Movimiento, solo para morales blandas... En esta ocasión tenemos a César Pineda (Lima, 1980) activo integrante de Letra en llamas, leyendo su poesía desde la calle en algún recóndito lugar muy lejos de chosica: San Juan de Lurigancho....

Haga Clic aquí:
http://www.goear.com/listen/adb4bb6/Cesar-Pineda---Poesia-en-Movimiento-César-Pineda

Nota: En foto, El poeta César Pineda posando para el olvido.

miércoles, 21 de abril de 2010

Recital Café Literario - UNE 21-04-10


El día 21 de abril, fue el día pactado. El grupo Literario Cantuteño Letra en llamas en coordinación con el profesor Luis Morón Hernández y su intensa difusión cultural, así como la amabilidad y apoyo de la Profesora Idrogo, se pudo concretar el Café Literario, un espacio para la literatura viva hecha en la cantuta. En esta ocasión los invitados fuimos los Enllamados, los Letra en llamas, poetas cantuteños llenos de vigor y sin vergüenza, poetas de amantes de las armas molidas, del silencio y la belleza. Este fue el día, en algún salón de la Facultad de Humanidades de nuestra universidad.
Los poetas que asistieron a este acto fueron: José Jiménez, César Pineda, Augusto Huayta y Paolo Astorga, además se leyó la poesía de los miembros ausentes del grupo: Karina Moscoso y Eduardo Vílchez. Nuestro público fueron los estudiantes ingresantes 2010 de la especialidad de Ingles – Español. Hubo en este recital poesía, publicaciones, obsequios, metidas de patas, chérris, chapas, y mucha, mucha alegría que solo la otorga el trabajo conciente de ser los “enanos” de un mundo de gigantes. ¡Salud por la poesía!

A continuación algunas fotos:

El Profesor Luis Morón H. Presentando al grupo Letra en llamas.


El Poeta César Pineda encontrando la inspiración en alguna idea perniciosa que lo redima hasta hacer que su alma se haga luz o por lo menos tiempo detenido en su reloj sin latidos.

Se sortearon muchos libros, entre ellos el poemario "De Lima a Chosica" de Paolo Astorga, el cual viene con un CD con los poemas del mismo recitados en audio.

Los Enllamados: Augusto Huayta, Paolo Astorga, César Pineda y José Jiménez.


Atentísimo publico escuchando al grupo literario Letra en llamas


Además: Dejamos para ustedes el recital en audio grabado solo para vuestros oídos.

José Jiménez - Poesía en Movimiento


Letra en llamas, Poesía en Movimiento. En esta ocasión aparece desde las sombras de la poesía el poeta cajamarquino José Jiménez Cruz (Cajamarca, 1990) Leyendo uno de sus poemas aparecidos en la Antología "Se nos cayeron" 2010. Recita desde la calle, el paraiso perdido de Beatriz, de Dante, de Monique Pardo, etc...



Haga Clic aquí: http://www.goear.com/listen/a28a2a4/Jose-Jimenez---Poesia-en-Movimiento-Jose-Jimenez



Nota: Letra en llamas en un "huequito" a las afueras de chosica, brindando después de un café literario organizado a finales del 2009.

Eduardo Vílchez - Poesía en Movimiento


Letra en llamas, Poesía en movimiento, ahora presentamos a Eduardo Vílchez, más conocido como el poeta de la chompa. Aquí un poema en audio desde la clandestinidad de la calle, la urbe, la soledad de los hoteles imaginarios....


Nota: Letra en llamas en la UNMSM, en un recital en el auditorio de la facultad de Educación, Principios del 2009. En otra foto: Eduardo Vílchez, en el Centro Cultural Inca Garcilaso de la Vega.

Paolo Astorga - Poesía en Movimiento


Letra en llamas Poesía en Movimiento, poesía para Morales blandas... En esta ocasión presentamos la poesía del poeta Paolo Astorga (Lima, 1987), poesía desde la calle, la urbe, el tremendo desierto del lobo estepario...

Haga clic aquí: http://www.goear.com/listen/2d40a9c/Paolo-Astorga---Poesia-en-Movimiento-Paolo-Astorga


Nota: El poeta Paolo Astorga, recitando en el Día Mundial de la Poesía, Circuito Mágico del agua, 2010.

martes, 20 de abril de 2010

Augusto Huayta - Poesía en Movimiento


segunda llama, Poesía en movimiento, poema de Augusto Huayta (Ayacucho, 1987) Poesía para morales blandas, poesía para callejeros, para la nada que nos lee, para el mundo del sigiloso silencio que pronto nos decapitará, he aquí el audio hecho poema:


Nota: Portada de la Muestra Poeti-k de Letra en llamas, Diciembre de 2009.

Poema de Karina Moscoso - Poesía en Movimiento


Letra en llamas, grupo Literario cantueño presenta una nueva "moral": Poesía en movimiento.
Letra en llamas, poesía caminante, desde la calle, en audio...

En esta primera grabación Karina Moscoso (Lima, 1989) Poeta cantuteña, nos deleita con un poema aparecido en la antología Letra en llamas "Se nos cayeron" (Ediciones Letra en llamas, 2010).

Salud por la poesía...

Nota: En la foto los integrantes (o desintegrantes?) de Letra en llamas recitando en el Bar Yacana, 2009.

viernes, 16 de abril de 2010

DEL FANTASMA DE ESTACION 32 A LETRA EN LLAMAS


(Una historia fragmentada de grupos literarios en la Cantuta)


Uno llega a Chosica y se da con la cara del viejo sol que arde como una rosa amarilla y uno recuerda las rosas amarillas y ardientes de color de Van Gogh creciendo a los pies de los cerros marrones que aprisionan la franja urbana de esta ciudad yunga. Uno baja en el puente caracol y cruza lo que queda del majestuoso Río Rímac sentado en una destartalada moto azul. Uno mira el hilo de agua sucia que de a poco va besando las podridas y antiguas piedras. Cruzas en una moto azul o roja que zangolotea como un sapo mecánico y los peces muertos del río hablador se te pega en la lengua y musitas lentamente la muerte del río. El camino parece cotidiano pero las exuberantes buganvillas blancas, naranjas, rojas, moradas te llenan el ojo de color y te hacen olvidar la muerte del río y tu pena se hace mierda. Estas en la puerta de la Universidad Nacional de Educación La Cantuta. Escuchas un fantasmal grupo de voces y arengas que te llenan el cuerpo y crees que nada ha cambiado desde los años 80 en esta Casa de Estudios. La protesta es cotidiana pidiendo no pagar ni un sol por “estudiar” por que la educación debe ser gratuita. Me limpio el corazón y sabes que dentro del campus y bajo esos árboles que lloran flores amarillas la poesía se abre las venas junto a la acción corporizada de un minúsculo grupo de estudiantes que siempre protesta hasta de aire que se respira. Pero mejor hablamos de poesía y se escribe en el aire : “… Y TE ESPERA UN BOSQUE DE LETRA EN LLAMAS. Ese simple hecho tan hermoso te hace bailar el corazón como una bicicleta de palabras. Ahí, están los jóvenes estudiantes que apuestan por la poesía con su juventud radiante, con sus desafiantes cerebros. Armados con sus lecturas con las cuales han asesinado a algunos “maestros”. Ahí, están bajo “el mar engaviotado” con su “aprendizaje disparando en la oscuridad de remolinos y leyendas” Con su “polen virgen” con su “ascenso horizontal“ sin poses baratas ni actuaciones de payasos poéticos que abundan el Lima. Ahí, están desde hace años mirando la vida desde la literatura. Quienes o quien les habrá (n) envenenado el (sus) alma (s) para creer que con el arte se puede cambiar la vida. Pero ellos están convencidos que su accionar es su carta de presentación por eso los saludo con un abrazo fraterno y con un vaso de vino. Espero se armen de valor para crecer con los años. Antes que ellos, el puente literario cantuteño fue construido desde la mítica revista estudiantil Diásfora donde publicaron sus textos iníciales Antonio Gálvez Ronceros, Algemiro Pérez Contreras. O tal vez, mencionar otros grupos con sus revistas así el recuerdo se hace lista que me lleva a registrarlos: Expresión, Alma matinal, Talcomachay hasta llegar a los poetas de EyaqLación más tarde Abraxas allá por los 80. Ya más tarde en los 90 se formó el colectivo fantasma poético grupal de Estación 32. Las FazdeEvas y en el 2000 otras poetas que se han perdido en el tiempo. Mención a parte son las revistas: Cantuta, Armario, Qollana y la nueva tribuna de Sol de Ciegos. Los poetas actuales son jóvenes y esto los llena de luz permanente están partiendo del dosmilocho hasta el infinito. Ellos son los soñadores, ellos “ son un golpe violento en el mar ” la “música que dios soñó para hacer poesía” ellos saben “que siempre tendrán justificaciones para la alegría y no para la tristeza” por eso “el rumor de sus aguas se confunde con los viejos árboles del bosque cantuteño” nacen con “oídos verdes” con boca azul y con un amor eterno a la literatura. Por todo ello: Health young extensive life in poetry. Ojo que también por ahí calientan la poesía las jóvenes del Eje del Kaos.
Extraído del blog Piel de Brujo:

miércoles, 7 de abril de 2010

De Lima a Chosica - Paolo Astorga

De Lima a Chosica de Paolo Astorga, inicia la serie de poesía "Derrame Cardiaco" del grupo literario cantuteño "Letra en llamas" .
La presentación está ya muy próxima...

Letra en llamas Recital en el Yacana


BAR YACANA
Jr. de la Unión 892 2do Piso (Lima, Centro)

VIERNES, 9 DE ABRIL

8:00 pm.


Difundir!!!

viernes, 19 de marzo de 2010

Poesía en el Circuito Mágico del Agua


Señores:

Solicitamos su apoyo en la difusión del evento a realizarse este Domingo 21 de Marzo en el Circuito Mágico del Agua del Parque de la Reserva, en que se celebra el Día Mundial de la Poesía, con una maratón poética y la realización del Poema mas grande del Perú "100 metros de poemas".

Gracias.




lunes, 15 de marzo de 2010

"Letra en llamas" en el Gremio Nacional de Escritores del Perú

El miércoles 3 de marzo de 2010 el grupo Literario Letra en llamas recitó en el Gremio de Escritores del Perú (en la sede del CLUB DEPARTAMENTAL PUNO). Fieles a nuestro estilo desenfadado y fresco, ametrallamos con nuestra poesía el ambiente y de paso hicimos un ditirambo a la mismísima poesía. En este evento también se dio una conferencia sobre la nueva poesía joven peruana a cargo de Roger García Clavo, Ricardo Ayllón y Jorge Luis Roncal. Por otra parte también Hubo intervención a cargo de Félix Méndez, poesía, chismes, remates, aburridos cuentos, y mucha pasión y tentación por el fracaso.... Aquí les compartimos algunas fotos.

Aquí los poetas de Letra en llamas
leyendo sus poemas al respetable...



Aquí el poeta chileno Héctor Hernández montesisnos
invitado a este evento.

"Se nos cayeron" Antología poética de Letra en llamas
de próxima publicación en La Cantuta



viernes, 12 de marzo de 2010

Letra en llamas en la Casa de la Literatura Peruana


PÁJAROS EN LOS CABLES EDITORES
MOVIMIENTO LITERARIO “DI-VERSOS”

NOVÍSIMA POESÍA PERUANA

Y PRESENTACIÓN DEL DOSSIER DE POESÍA
“CUERVO ILUMINADO”




Cuervo iluminado es un fulgor en la sombra, un cuaderno abierto para todos, un camino señalado. Nuestra revista recoge un poema de cada autor de distintas partes del Perú, iniciando así esta aventura itinerante que consistirá en llevar nuevas voces hacia los distintos pueblos del territorio nacional. Asimismo, la presente edición, fuera de los lazos comunes de hermandad entre los artistas, nos da cuenta de una importante recopilación que, lejos de ser una antología, apuesta, sobre todo, por un trabajo continuo de acercarnos, de compartir experiencias y, de esta manera, mantener en vigencia el canto poético que siempre es importante para una constante sensibilización de humanidad. Un día en la vida, un poema en la vida, un nuevo paisaje por recorrer. ¡Salud poetas!

Poetas incluidos en esta edición:

Rocío Santillana (Lima)
Paolo Astorga Requena (Lima)
Jorge Alberto Flores (Junín)
Cromwell Castillo Cabrejos (Lambayeque)
Raúl Heraud Alcázar (Lima)
Julio Armando Paredes ((Tarapoto)
Favio Álvarez Ojeda (Lima)
Gloria Dávila (Huánuco)
Karina Moscoso (Lima)
José Jiménez Cruz (Cajamarca)
Anahí Vásquez de Velasco (Lima)
Percy Lúber Ipanaqué (Pucallpa)
César Pineda Quilca (Lima)
Walter Toscano (Chimbote)
Charly Martínez Toledo (Lima)
Milagros Vara (Canta)
Joe Montesinos Illesca (Lima)
Galileo Acerbo (Huacho)
Giancarlo Huapaya (Lima)
David Orlando del Águila (Tarapoto)
Eduardo Borjas (Lima)
Julio Benavides (Lima)
Graciela R. Santos (Huancayo)
Elizabeth Ttito Curasi (Lima)
Wilver Moreno Tineo (Ayacucho)



Agradecemos a todos los que asistieron al evento. Es un placer saber que Letra en llamas sigue representando a la Cantuta donde va a leer, en todo momento y sin roche.... Este Dossier de poesía nueva se presentó en La casa de La Literatura Peruana el 19 de febrero de 2010